Software libre versus Software SAAS

Software libre versus Software SAAS

Puedes escuchar nuestro podcast que está super detallado y con vario ejemplos de este tema Software libre versus Software SAAS

 

 Como resumen

  • Software libre: Es una pieza de código libre. Podemos compararlo con “lego”, cuando uno va a la tienda y compra un castillo de lego, se puede armar y desarmar, se pueden crear distintas cosas, más grandes o más pequeñas. Lo mismo pasa con los softwares libres, están compuestos por distintas piezas y se pueden combinar y crear muchas cosas diferentes. Dan un gran paso a la creatividad.
    • Ejemplos de plataformas de software libre en ecommerce: Magento, Wordpress, Prestashop.
  • SASS: Son las plataformas que se cobran de manera mensual y te dan un servicio de software, donde se tienen un contrato y el software se va actualizando solo, no nos tenemos que preocupar de actualizarlo, ya que estamos pagando por un servicio. Podemos comprarlo también con un juego de niños, por ejemplo una Barbie, que se compra individualmente, pero se pueden ir comprando accesorios que la complementen, pero la Barbie jamás dejará de ser Barbie.
    • Ejemplos de plataformas SAAS que usamos en el diario vivir: Netflix, Gmail (el que es pagado), Spotify.
    • Ejemplos en e-commerce: Shopify, Wix, Webley, etc. Y muchas otras más que aún no están activas en Chile ya que no tienen conectividad con Transbank.

La gran diferencia

  • Los software libres requieren descargar y modificar, y se debe publicar en servidores propios. El riesgo de usar un software libre, es que a pesar de que te da la oportunidad de construir  y programar muchas cosas, es difícil mantener una documentación de todos los cambios y que el equipo de programación se acuerde de todos los todo lo realizado; es como construir una empresa grande pero sin planos. Volviendo al ejemplo del castillo de lego, después de haber creado un mega castillo, podríamos no acordarnos porque pusimos tal pieza ahí o cómo lo hicimos.

La documentación de cambios requiere mantención constante e involucra un costo alto, incluso se podría invertir mucho más tiempo en documentar que en programar. Esto no es favorable para empresas chicas o para empresas que no están el rubro tecnológico porque no le darán la prioridad necesaria.

Pongamos otro ejemplo: programando y haciendo muchos cambios con el software libre, corremos el riesgo del efecto “YENGA”. Así tal cual como el juego de mesa, si sacamos una pieza, y no es la que teníamos que sacar, se derrumba todo.

 

 

  • Volviendo a los software SASS y al ejemplo de la Barbie, es menor el riesgo; podemos cambiar un accesorio pero el cambio no es tan grande y la escencia no cambia.

Los software SAAS implican conectar y crear, son menos personalizables y no nos permiten desarrollar tanto la creatividad, pero cualquier cambio que se vaya a hacer, no afecta de una manera tan grande y no podría cambiar la esencia del software como tal, es decir que no podría desarmarse completamente.

La ventaja es que los SAAS  cuentan con APIS (Application Programing Interface) que permiten que se puedan personalizar un poco más. Pero, ¿qué son las APIS? son conectores sobre los cuales se puede inyectar información y extraer información, es decir que permiten controlar la información que se recibe y se entrega.

Un software SAAS con una buena API, puede llegar a ser una gran herramienta de trabajo. Como ejemplo: Slack, un programa de mensajería que sirve para comunicar equipos de trabajo.

Nosotros en LOADING PLAY usamos esta herramienta en el trabajo para la comunicación interna y también externa. Es fácil integrarlo con Google Docs, Trello y otras herramientas. Pero hay varias limitantes de Slack como programa, que no se pueden cambiar.


Otro ejemplo que tenemos dentro de la empresa es el proyecto que teníamos de la integración de Shopify como SAAS para conectarlo con un facturador electrónico que también es un SAAS y funciona por APIs. La idea era consultar por APIs todos los pedidos que se hacían y se solicitaba al software de facturación, la creación de facturas electrónicas para todos los pedidos obtenidos. Este software devolvía las facturas como link para que se puedan descargar. Y eso se podía inyectar de vuelta a Shopify. Shopify permitía que en las notas se pueda agregar texto, pero no como link. Esta fue una limitante, ya que por ser un SAAS no se pudo poner el texto como link y no se pudo cambiar la programación.


Conclusión

  • El software libre como su nombre lo dice, da más libertad. Se trata de descargar y modificar. Nos podemos involucrar más en el código de programación.
  • El software SAAS, se trata de conectar y crear; no permite tantas modificaciones, pero es menos riesgoso ya que controla los cambios.

Esperamos que esta información les haya sido útil para su negocio, y que puedan escuchar el podcast que tenemos sobre este tema para que lo puedan entender mejor! No se olviden de compartir esta información!


Gracias y mucha suerte en sus proyectos!



Artículo anterior Las principales diferencias entre el Marketing Multi y Omnicanal
Próximo artículo Análisis de plataformas de eCommerce